Ordenan prisión preventiva para nueve bolivianos en Chile

Nueve bolivianos, incluidos dos militares, deberán cumplir prisión preventiva de 120 días en Chile acusados de los presuntos delitos de robo con violencia, porte ilegal de armas y contrabando.Los...

Nueve bolivianos, incluidos dos militares, deberán cumplir prisión preventiva de 120 días en Chile acusados de los presuntos delitos de robo con violencia, porte ilegal de armas y contrabando.

Los abogados de los dos militares y los siete agentes aduaneros de Bolivia alegaron en el tribunal de garantía de Pozo Almonte, 1.800 kilómetros al norte de Santiago, que los inculpados "cumplían una labor de control de contrabando" y no estaban "de paseo".

El Tribunal determinó que dada la gravedad de los hechos y de que los acusados podrían ser un peligro para la sociedad, correspondía determinar una prisión preventiva de 120 días, lapso en que la fiscalía debe reunir antecedentes para sostener su acusación.

Según el fiscal Hardy Torres, los imputados dispararon contra un camión chileno la madrugada del domingo. Después del robo, amenazaron a sus conductores y escaparon con destino a Bolivia, lo que no lograron porque su vehículo se averió. "La forma de comisión fue bastante violenta", agregó Torres.

Los asaltados, ayudados por compatriotas, fueron tras el camión y se cruzaron con los imputados, que poco después fueron detenidos por policías chilenos.

En La Paz, el ministro de Defensa, Reymi Ferreira, dijo a los medios que la amenaza del canciller chileno Heraldo Muñoz se cumplió, ya que los nueve bolivianos quedaron presos. La autoridad también dijo que elevarán una denuncia a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Desde que se dieron a conocer los sucesos estalló un intercambio de declaraciones entre las autoridades de Chile y Bolivia: ambas alegaban que los hechos habían ocurrido en sus respectivos territorios y mientras la presidenta Michelle Bachelet aseguró que el grupo estaba delinquiendo en suelo chileno, el vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, acusó un secuestro de sus compatriotas.

El presidente boliviano Evo Morales escribió el jueves en su cuenta de Twitter que "cuando periodistas y gendarmes se entran en territorio boliviano, los devolvemos, no los encarcelamos ni procesamos".

Este es el segundo incidente fronterizo que involucra a militares. El primero fue en enero de 2013, cuando la policía detuvo a tres soldados por ingreso ilegal a Chile y fueron acusados de porte ilegal de armas. Tras un acuerdo entre la fiscalía y la defensa, fueron liberados luego de un mes en la cárcel.

Este es el último de muchos cruces entre las autoridades de Chile y Bolivia, que rompieron relaciones diplomáticas en marzo de 1978 y que en la actualidad ventilan una disputa limítrofe ante la Corte Internacional de Justicia con sede en La Haya. Santiago exige que se reconozca que el Silala es un río de cauce internacional y no un manantial boliviano y La Paz quiere que la corte obligue a Chile a negociar para otorgarle una salida soberana al mar.

Bolivia perdió su salida al Pacífico en una guerra con Chile en el siglo XIX.

------------------

La periodista de AP en Bolivia, Paola Flores, contribuyó con esta nota.