Paraguay colocó bonos soberanos por 500 millones de dólares el miércoles en Nueva York para financiar obras de infraestructura y pagar parte de deudas internacionales anteriores.

Un informe del ministerio de Hacienda remitido a The Associated Press señaló que el agente de gestión de los papeles fue Citigroup. Los bonos fueron colocados a diez años de plazo con una tasa de interés del 4,7%.

El presidente Horacio Cartes, en su cuenta de Twitter escribió: "El mundo se hace eco de la confianza que transmite Paraguay por bonos colocados a una de las mejores tasas de Latinoamérica".

La emisión se hizo dentro de la ley de presupuesto general de gastos de la república de 2016, actualmente en vigencia de acuerdo con la constitución. La carta magna establece que cuando, por alguna razón, no puede ponerse en marcha el nuevo presupuesto, el gobierno mantiene su funcionamiento administrativo con el presupuesto del año anterior.

El proyecto de ley de estimaciones de gastos e ingresos de 2017 fue vetado por Cartes porque el Congreso eliminó la emisión de bonos, soberanos presuntamente porque no estaba clara su utilización correcta.

Cartes, que gobernará hasta agosto de 2018, emitió bonos por 1.000 millones de dólares en 2014, 280 millones en 2015 y 600 millones de dólares en 2016, todos para financiar la construcción de caminos y puentes en todo el país.

La deuda externa total de Paraguay hasta noviembre de 2016 era de 4.600 millones de dólares.