El secretario de Defensa, Jim Mattis, dijo el miércoles que el Congreso debería autorizar formalmente a las fuerzas armadas estadounidenses a combatir al grupo Estado Islámico en Siria.

Mattis dijo que el Estado Islámico constituye un "peligro inminente" y se preguntó por qué el Congreso no ha tomado medidas ya. Una autorización del legislativo sería una demostración de firmeza, añadió, en declaraciones ante la subcomisión de asignaciones para la defensa del Senado.

En 2001, el Congreso autorizó al presidente George W. Bush a atacar cualquier país o grupo implicado en los ataques del 11 de septiembre. El gobierno de Donald Trump, como el anterior de Barack Obama, apelaron a esa autorización para enviar fuerzas estadounidenses a combatir el EI.

Esta es la primera comparecencia de Mattis ante una comisión del Congreso desde su confirmación en enero como secretario de la Defensa.