A partir del sábado, Gran Bretaña empezará a implementar su prohibición de llevar laptops o tabletas en la cabina de pasajeros de los aviones, informó el miércoles el gobierno británico.

El anuncio hecho por el Departamento del Transporte británico detalla que la prohibición abarcará a vuelos de ciertos países del Medio Oriente, y cubre dispositivos más grandes que los teléfonos celulares.

Los dispositivos prohibidos tendrán que ser metidos en el equipaje de carga, como medida de precaución contra explosiones en la cabina.

EasyJet anunció que ya está implementando la medida en algunos vuelos.

La medida abarca a vuelos de Turquía, Líbano, Jordania, Egipto, Túnez y Arabia Saudí.

Las autoridades aclararon que quizás algunas aerolíneas empezarán a implementar la prohibición antes del sábado.