Un hombre de 25 años mató a machetazos a su novia, a la hija de ella y al propietario de la casa donde vivían en el centro de Iowa. Carlos Hernández Ventura fue hallado culpable por un tribunal del condado de Dallas el martes.

El acusado mató a su novia Lourdes Flor de Leake, de 34 años; a la hija de ésta Melany Barraza, de 14, y a Juan Jiménez Tejada, de 78, según el veredicto.

El suceso ocurrió el 29 de octubre en la localidad de Perry, a unos 48 kilómetros (30 millas) al noroeste de Des Moines.

Según Hernández, el esposo de Leake, del cual ella estaba distanciada, le pidió matar a los tres porque creía que ellos sabían que él traficaba drogas. Daniel Leake le dijo que los matara o de lo contrario él mismo los mataría, según el testimonio.

Los detectives declararon en el juicio que no hallaron evidencia alguna de que Daniel Leake traficaba drogas.