Por los paisajes del gofio: en las tierras y cielos de Gran Canaria

  • El barranco de Guayadeque es Bien de Interés y Monumento Natural.
  • Agüimes celebra sus fiestas del Rosario con la Traída del Agua y del Gofio.
  • El gofio es parte fundamental de la dieta canaria desde los guanches.
El barranco de Guayadeque está entre los pueblos de Agüimes e Ingenio.
El barranco de Guayadeque está entre los pueblos de Agüimes e Ingenio.
WIKIPEDIA/Álvaro Ávila

El gofio es parte fundamental de la dieta los canarios (España) desde tiempos de los aborígenes guanches. De origen bereber, está elaborado a base de cereales tostados, molidos a los que se añade sal. Presente en multitud de recetas de cocina canaria–desde postres a platos de la alta cocina–, hay diversas variedades de este alimento, elaborado con uno o varios cereales.

Se suele tomar de aperitivo, acompañando a otros platos o de postreLos ingredientes más utilizados para hacer el gofio son el trigo, el millo (maíz) y la cebada, aunque también pueden añadirse legumbres, como habas y garbanzos. El grano molido se amasa con agua u otros líquidos, como caldo, miel o aceite. Se suele tomar de aperitivo, acompañando a otros platos o de postre, y el más consumido es el de millo.

Para conocer el gofio en la isla de Gran Canaria, iniciamos nuestra ruta en el barranco de Guayadeque, en cuyo Centro de Interpretación descubrimos los utensilios –piedras de molino– que utilizaban los aborígenes canarios para moler cebada y trigo. También, las cuevas con silos, pequeños huecos que abrían en la rocas para guardar el grano.

El barranco de Guayadeque, entre los pueblos de Agüimes e Ingenio, es Bien de Interés Cultural Arqueológico y Monumento Natural. En este espacio natural crecen 80 especies vegetales endémicas y donde se han conservado cuevas funerarias de la época prehispánica.

Temisas produce uno de los mejores aceites de Gran CanariaDejando atrás el barranco, llegamos a Agüimes, donde lo mejor es callejear por su bien preservado casco urbano. El último fin de semana de septiembre, esta localidad celebra sus fiestas en honor de Ntra. Sra. del Rosario con la Traída del Agua y del Gofio. La romería parte de un molino a unos 2 km del pueblo. Los romeros se embadurnan entre sí con el cereal molido, donado por el Ayuntamiento y, al llegar al casco antiguo, los vecinos les arrojan agua desde los balcones.

Sigue la ruta y tras pasar Temisas –que produce uno de los mejores aceites de Gran Canaria– alcanzamos los 680 m de altitud, lo que nos permitirá divisar los espectaculares bosques de palmeras que rodean Santa Lucía de Tirajana.

En Juncalillo se encuentra el último molino de agua en uso de la islaEn la bajada, arranca el Camino del Valle, una pequeña ruta de molinos entre huertas con mazorcas de maíz. Aparece entonces San Bartolomé de Tirajana, con su molino hidráulico del Henchidero, hoy un hotel. Al salir, nos deslumbra el Roque Blanco y unos kilómetros más allá, el impresionante Roque Nublo (1.813 m), un lugar de culto para los aborígenes y Monumento Natural desde 1987.

Llegando a Tejeda tendremos vistas espléndidas al Roque de Bentayga. Cerca, abre sus puertas el Centro de Interpretación de la Reserva de la Biosfera de Gran Canaria. Tras Artenara, vale la pena acercarse hasta Juncalillo. Aquí se encuentra el último molino de agua en uso de la isla.

A modo de pista final, además del gofio podemos descubrir el chorizo de Teror, elaborado en las carnicerías del pueblo del mismo nombre, un tipo de sobrasada. En esta localidad también se fabrican morcillas dulces con batata, almendra y canela. No hay que olvidarse del mazapán, el bienmesabe y los dulces de almendra de Tejeda.

Fuente: Guía Repsol. Rutas, mapas, restaurantes … ¡Planifica con nosotros tu viaje!