Un terremoto sacudió el miércoles la isla turística de Bali, Indonesia, provocando algo de pánico entre los residentes, pero sin que hubiera un reporte inmediato de daños o víctimas.

El Servicio Geológico de Estados Unidos indicó que el sismo de magnitud 5,5 que azotó a las 7:10 a.m. del miércoles (2310 GMT del martes) tuvo epicentro a 2 kilómetros (1,4 millas) al noreste de Banjar Pasekan, una localidad ubicada en la parte suroriental de Bali, con una profundidad de 118 kilómetros (74 millas).

De acuerdo a testigos, muchos residentes y turistas salieron corriendo de sus casas y hoteles en busca de terreno más alto, pero la situación volvió a la normalidad después de que recibieron mensajes de texto informándoles que el sismo no contaba con el potencial de causar un tsunami.

Indonesia es propensa a la actividad sísmica debido a su ubicación en el Cinturón de Fuego del Pacífico.