El Cuerpo de Infantería de Marina de Estados Unidos ha preparado una nueva campaña publicitaria para atraer a miembros de la generación del milenio, en la que se muestra a los marines no sólo como guerreros fuertes sino también como buenos ciudadanos.

"Batallas ganadas" es el nombre de la campaña de reclutamiento, que incluye avisos en televisión y videos para internet en los que se ve a marines descargando juguetes en campañas benéficas y una grabación real de un veterano de los marines reduciendo a un ladrón armado.

La campaña lleva meses en desarrollo, pero se publica en un momento en el que la imagen del cuerpo se ha visto empañada por un escándalo. Varias fotografías de mujeres marines desnudas se compartieron sin su consentimiento en una página privada de Facebook utilizada por marines.

El Cuerpo de Infantería de Marina trata de aumentar sus filas y reclutar a más mujeres, y los nuevos anuncios de televisión incluyen imágenes de mujeres con uniforme de combate. Sin embargo, oficiales del cuerpo dijeron que la campaña no va dirigida a ningún grupo demográfico en particular más allá de la gente en edad de ser reclutada.

Los marines compartieron la campaña con The Associated Press antes de su lanzamiento oficial el viernes, coincidiendo con el primer fin de semana de los populares juegos de baloncesto universitario conocidos como March Madness.

La rama más pequeña del ejército también estudia cambiar su emblemático lema "Los pocos. Los orgullosos. Los marines", que deriva de una de las campañas publicitarias más exitosas del siglo XX.

La breve y sencilla frase destacaba el carácter de élite atribuido a los marines y atrajo reclutas tras las levas de la década de 1970. Por ahora seguirá siendo el lema de los marines en material promocional o impreso en camisetas.

Oficiales del cuerpo señalaron que necesitaban una campaña de reclutamiento que mostrara quiénes son los marines y por qué existe el servicio.

El experto en marketing Isaac Swiderski, de Los Ángeles, señaló que los anuncios no muestran mujeres en puestos de liderazgo, lo que podría haber ayudado a atraer a mujeres reclutas. Sin embargo, señaló que los anuncios centrados en el servicio comunitario podrían conectar con los miembros de la generación del milenio.

Michael Hjelmstad, veterano de marines en Los Ángeles, señaló que la campaña podría equilibrar la opinión del público sobre el cuerpo mientras trabaja para restaurar su imagen tras el escándalo de las fotos en Facebook.

"Algunas cosas recientes en medios sociales han golpeado a toda la familia y creo que eso es algo que los marines tienen que gestionar en cuanto a imagen. Así que creo que es importante ahora que muestren qué hacemos", explicó. "Creo que esta campaña intenta hablar con amplitud sobre lo que es de verdad la Infantería de Marina".

___

La periodista de Associated Press Amanda Myers en Los Ángeles contribuyó a este despacho.