Tribus que tratan de detener el oleoducto Dakota Access han pedido a una corte federal de apelaciones que bloqueé el inminente flujo de crudo.

La petición fue presentada dos días después de que el juez federal James Boasberg rechazó un pedido similar y una semana después de que parara la etapa final de la construcción del oleoducto de 3.800 millones de dólares para llevar el crudo de Dakota del Norte a Illinois.

Las tribus Standing Rock y Cheyenne River Sioux apelaron la decisión ante la Corte Federal de Apelaciones para el Distrito del Circuito Columbia. La abogada Nicole Ducheneaux pidió el miércoles a la corte de apelaciones una orden de emergencia que evite el flujo de crudo por el oleoducto hasta que se resuelva la apelación.

La constructora de oleoductos Energy Transfer Partners, con sede en Texas, está terminando la construcción y dice que podría comenzar a trasladar crudo tan pronto como el lunes.