A unos días de ponerse en marcha la nueva ley de seguro de salud en Estados Unidos, muchos californianos mantienen numerosas dudas en su aplicación, refirió este jueves un sondeo realizado por la Fundación Kaiser.

La mayoría aceptó la necesidad de tener cobertura de atención médica, pero declararon múltiples dudas y carecer de información sobre el funcionamiento de las nuevas reglas.

Se necesita expandir esa información sobre la nueva ley de seguro de salud El Obamacare empezará a partir del 1 de octubre con el registro de nuevos seguros médicos a la reforma que entrará en vigor el 1 de enero del 2014.

En el sondeo realizado entre dos mil californianos, la fundación encontró que casi el 75 por ciento que califican para la cobertura subsidiada por California indicó que no sabía que eran elegibles para recibir asistencia financiera.

También se encontró que casi la mitad de los que tienen ingresos, que los harían elegibles para recibir el servicio de salud conocido como Medi-Cal, tampoco sabía si podían calificar para recibirlo.

"Las campañas de inscripción se han intensificado pero realmente se necesita expandir esa información y dar asistencia para entender sus opciones", declaró Mollyann Brodie, quien encabeza el equipo de encuestas de la fundación.

En California más de cinco millones de sus habitantes no tienen seguro médico y se cree que más de la mitad de estos pueden calificar para recibir el seguro de salud subsidiado por el gobierno.

Entre otros resultados se encontró que alrededor del 32 por ciento dijo que no tendrán cobertura; el 63 por ciento tienen una opinión favorable de la reforma de salud y más de la mitad dicen que creen que van a ser elegibles para Medi-Cal.

La Ley de Asistencia Asequible no permite a los indocumentados solicitar un seguro de salud y aquí muchos inmigrantes indocumentados por la misma confusión creen que tendrán acceso a este seguro.