Añadir a nuestra dieta más frutas y verduras reduce hasta un 10% el riesgo de mortalidad

  • El consumo combinado de frutas y verduras retrasa el riesgo de mortalidad en 1,12 años con respecto a un consumo inferior a 249 gramos diarios.
  • El riesgo de mortalidad por enfermedad cardiovascular se reduce un 15%.
  • El consumo de verduras se asoció por sí solo con un menor riesgo de mortalidad, que incluso fue más importante para las verduras crudas.
Recetas sanas para cuerpos sanos.
Recetas sanas para cuerpos sanos.
ARchivo

Sabemos lo beneficioso que es comer fruta y verdura diariamente y en cantidad. Pero por si hacía falta un nuevo estudio desarrollado en diez países ha venido a confirmar las virtudes de una dieta abundante en fruta y verdura, tanto que su consumo reduce un 10% el riesgo de mortalidad.
 
Según ha mostrado un análisis dirigido por investigadores de diez países, entre ellos España, en el marco del Estudio Prospectivo Europeo sobre Nutrición y Cáncer (EPIC), esa reducción del 10% del riesgo de morir se logra consumiendo más de 569 gramos al día de frutas y verduras.

Hay evidencia sobre el beneficio de verdura y fruta para prevenir cáncer y enfermedades crónicas"Existe suficiente evidencia hoy día sobre el efecto beneficioso del consumo de frutas y verduras en la prevención del cáncer y otras enfermedades crónicas. Por ello, una de las actuaciones de prevención más efectivas es la promoción de su consumo en la población", ha explicado a SINC la directora del Registro de Cáncer de Granada de la Escuela Andaluza de Salud Pública (EASP) y una de las autoras de la investigación, María José Sánchez Pérez.

La muestra analizada incluyó 25.682 casos de fallecidos (10.438 por cáncer y 5.125 por enfermedad cardiovascular) de entre los 451.151 participantes estudiados durante más de 13 años.

Según los resultados, publicado recientemente en el American Journal of Epidemiology, el consumo combinado de frutas y verduras retrasa el riesgo de mortalidad en 1,12 años con respecto a un consumo inferior a 249 gramos diarios. Además, por cada 200 gramos diarios de incremento en el consumo de frutas y verduras, este riesgo disminuye un 6%.

Asimismo, la proporción de muertes que se podrían prevenir si toda la población que come poco este tipo de alimentos aumentara su consumo entre 100 a 200 gramos al día es de un 2,9%. De hecho, estudios previos ya apuntaban que el consumo de frutas y verduras, en las cantidades recomendadas por día, previene el desarrollo de enfermedades crónicas, y que su consumo disminuye el riesgo de mortalidad de un 10% a un 25%.

Bebedores, fumadores y obesos se podrían beneficiar especialmenteComo consecuencia de una alimentación rica en frutas y verduras, el riesgo de mortalidad por enfermedad cardiovascular se reduce un 15%. Además, más de un 4% de los fallecidos por esta causa se podrían prevenir consumiendo más de 400 gramos diarios de estos alimentos.

Al considerar el consumo de frutas por separado, no se observó una reducción significativa del riesgo, mientras que el consumo de verduras sí se asoció por sí solo con un menor riesgo de mortalidad, que incluso fue más importante para las verduras crudas.
   
Por otra parte, la reducción del riesgo de mortalidad por el consumo de frutas y verduras fue mayor en los participantes que consumían alcohol (en torno a un 30-40% de reducción del riesgo), en los obesos (20%) y "posiblemente" también entre quienes fumaban tabaco.

Tal y como añaden los autores, este efecto positivo probablemente sea debido a su alto contenido en antioxidantes, que actúan paliando el estrés oxidativo inducido por el alcohol, el tabaco y la obesidad. "De esta manera, estos grupos de población se podrían beneficiar especialmente de los efectos positivos que ejercen las frutas y verduras sobre la prevención de las enfermedades crónicas y el riesgo de mortalidad por estas dolencias", afirma Sánchez.