Twitter anunció el bloqueo de una "aplicación de terceros" que al parecer se habría empleado para hackear varias cuentas de la red social y emitir mensajes proturcos.

No estuvo claro cuántos perfiles se vieron afectados en la acción del martes por la noche, pero los objetivos parecieron ser totalmente aleatorios.

Twitter Counter, una empresa de análisis de Twitter de Ámsterdam, abrió una investigación sobre el incidente, según dijo a The Associated Press.

Informaciones publicadas en medios como Gizmodo, Engadget y Guardian señalaron que entre las cuentas comprometidas estuvieron las de UNICEF, Duke University, Amnistía Internacional y Starbucks Argentina. Los piratas informáticos las utilizaron para difundir mensajes proturcos a través de ellas.