Unas 155 personas murieron el pasado noviembre en encuentros mortales entre fuerzas ugandesas y personas leales a un rey tribal que ha sido acusado de traición, según dijo el miércoles Human Rights Watch.

En los incidentes murieron varios niños, dijo el grupo en un comunicado, en el que pidió una investigación de expertos internacionales sobre las muertes. Los sucesos se produjeron tras tensiones entre el gobierno del presidente Yoweri Museveni y el líder de un diminuto reino ceremonial de montaña conocido como Rwenzururu.

El gobierno alega que el rey según la tradición, Charles Wesley Mumbere, lideró a hombres armados de la tribu que amenazaron la seguridad del estado en una serie de encontronazos violentos cerca de la frontera de Uganda con Congo.

Human Rights Watch señaló que los hombres del rey, armados con herramientas como machetes, no supondrían un grupo armado según el derecho humanitario internacional.