El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, dijo que los servicios de transporte público no subterráneos de la ciudad de Nueva York dejarán de circular a las 4 a.m. del martes a causa de la inminente tormenta invernal.

Eso significa que no habrá servicio en la porción del metro de Nueva York que está sobre la superficie. Cuomo afirma que el servicio en el tren a Long Island y las líneas de cercanías Metro-North, también podrían quedar "significativamente afectados".

Cuomo exhortó a la población a mantenerse en casa — y alejada de los caminos — a menos que sea absolutamente necesario. Señaló que actualmente no existen planes de suspender el servicio de la Autoridad Metropolitana de Transporte, aunque añadió que "dada la severidad de la tormenta, puede ocurrir cualquier cosa".

El estado de emergencia en Nueva York comenzará el martes, inmediatamente después de la medianoche.

En tanto, el Servicio Meteorológico Nacional expandió su alerta de ventisca, que ahora se extiende desde los suburbios de Filadelfia hasta la ciudad de Nueva York, Boston y Maine.