Magistrados españoles abrieron juicio el lunes a un hombre acusado de asesinar a una peregrina estadounidense que hacía el Camino de Santiago en solitario.

Denise Pikka Thiem, de 41 años y natural de Arizona, desapareció en abril de 2015 en una zona rural de la provincia de León, en el noroeste de España, mientras recorría la ruta francesa del popular Camino de Santiago.

Cinco meses después, la policía detuvo a Miguel Ángel Muñoz, un hombre de 41 años que llevó a los investigadores al lugar donde estaba parcialmente enterrado el cuerpo de Thiem.

Está previsto que Muñoz, que se retractó de su confesión y se declaró inocente, comparezca en la corte el martes.

La fiscalía pide una condena de 25 años de cárcel para Muñoz. Se espera que el juicio termine el próximo 3 de abril.