El candidato conservador a la presidencia de Francia, François Fillon, vuelve a defenderse el lunes después de que su partido, Los Republicanos, publicó una caricatura en internet con matices antisemitas y un periódico sembró dudas sobre unos costosos trajes que recibió como regalo.

Fillon, que en su día fue el favorito para los comicios que se celebrarán el 23 de abril y el 7 de mayo, presenta una nueva versión de su campaña el lunes para recuperar apoyos.

Un funcionario de partido conservador afronta un procedimiento disciplinario por la caricatura de otro de los aspirantes a la presidencia, Emmanuel Macron. Fillon la calificó de "inaceptable" y dijo que "evoca una época oscura de nuestra historia", en referencia a la colaboración de Francia con los nazis.

Por otra parte, Fillon defendió su vestuario en la emisora Europe-1 el lunes afirmando que forma parte de su "vida privada". Una publicación sugirió un posible conflicto de intereses en torno a los trajes regalados.