El vicepresidente Mike Pence apeló al apoyo total de los republicanos a una propuesta de plan de salud respaldada por la Casa Blanca durante una breve visita el sábado a Kentucky, donde el gobernador republicano y un senador se cuentan entre los que no creen en el plan.

"Esta va a ser una batalla en Washington, D.C. Y para que nosotros aprovechemos esta oportunidad de revocar y reemplazar el Obamacare de una vez por todas, necesitamos a todos los republicanos en el Congreso, y contamos con Kentucky", declaró Pence en una compañía de energía donde se reunieron líderes empresariales.

Dijo que el presidente Donald Trump se apoyaría en los republicanos en la Cámara de Representantes —entre ellos dos legisladores de Kentucky que estaban presentes, los representantes Andy Barr y Brett Guthrie— para votar a favor de reemplazar la ley de salud pública del ex mandatario Barack Obama.

El viaje de Pence forma parte de un intento por tranquilizar a los conservadores que han planteado objeciones sobre el plan de la Cámara de Representantes. En una señal de todo lo que está en juego, la caravana de Pence pasó al lado de una larga fila de manifestantes que coreaban "Salven nuestra atención médica".

Casi al mismo tiempo en que Pence aterrizaba en Louisville, Trump tuiteó: "Estamos avanzando mucho en el plan de salud pública. El ObamaCare se desmorona y sólo empeorará. ¡Los republicanos se unen para hacer el trabajo!"

El exgobernador de Indiana ha sido el principal promotor del intento de Trump de echar por la borda la Ley de Salud Pública de Obama.

Se espera que la Cámara de Representantes someta la propuesta de ley a votación en menos de dos semanas, pero enfrenta la oposición de detractores dentro del propio Partido Republicano, entre ellos el senador Rand Paul de Kentucky, que desea medidas más radicales y ha llamado al nuevo borrador una versión atenuada del Obamacare.

El gobernador republicano Matt Bevin ha dicho que su estado no cuenta con los fondos para pagar un creciente programa Medicaid —el programa gubernamental de atención a la salud de los pobres_, que le ha costado a Kentucky millones de dólares más de lo que se esperaba en un principio y ahora cubre a más del 25% de la población del estado.

___

Ken Thomas está en Twitter como https://twitter.com/KThomasDC