Fiscal nombrado por Obama es cesado tras negarse a renunciar

Un fiscal federal de Manhattan que afirma que la "independencia absoluta" fue la piedra angular de su gestión de siete años mientras combatía la corrupción pública anunció que fue despedido el sábado...

Un fiscal federal de Manhattan que afirma que la "independencia absoluta" fue la piedra angular de su gestión de siete años mientras combatía la corrupción pública anunció que fue despedido el sábado tras negarse a cumplir una solicitud la víspera para que presentara su renuncia.

Preet Bharara, de 48 años, hizo el anuncio en su cuenta personal en Twitter después de que horas antes dejó en claro que no tenía la intención de renunciar en respuesta a la solicitud del secretario de Justicia, Jeff Sessions, de que el resto de los fiscales nombrados por el expresidente Barack Obama dejaran sus cargos.

"No renuncié. Hace unos momentos fui despedido", tuiteó Bharara.

En un comunicado posterior, detalló que "servir a mi país como fiscal federal aquí por los últimos siete años siempre será el máximo honor de mi vida profesional, sin importar qué otra cosa haga o cuánto tiempo viva. Un sello distintivo de la justicia es la independencia absoluta, y ésa fue la piedra angular de mi gestión todos los días que serví".

Añadió que el actual fiscal federal adjunto Joon H. Kim asumirá el puesto de fiscal federal.

Más tarde, el Departamento de Justicia confirmó que Bharara había dejado de ser fiscal federal, pero no quiso dar detalles al respecto.

Hace apenas poco más de tres meses, el entonces presidente electo Donald Trump pidió a Bharara que permaneciera en el cargo y éste les dijo a los reporteros después de la reunión en la Trump Tower que había aceptado hacerlo.

Obama nombró a Bharara en 2009. En frecuentes apariciones públicas, el fiscal ha denunciado la corrupción pública luego de encausar exitosamente a una decena de legisladores estatales, tanto demócratas como republicanos.

La decisión de Sessions de incluir el nombre de Bharara en la lista de 46 renuncias de funcionarios remanentes del gobierno de Obama sorprendió a los fiscales en Manhattan.

Si bien es costumbre que un nuevo presidente reemplace prácticamente a todos los 93 fiscales federales, con frecuencia se da a un ritmo más lento. Sessions perdió su puesto como fiscal federal para el distrito sur de Alabama en una medida similar tomada por la entonces secretaria de Justicia Janet Reno en 1993.

Robert Morgenthau, un fiscal federal demócrata en Manhattan, resistió en el puesto cerca de un año después de la juramentación del presidente republicano Richard Nixon en 1969, bajo el argumento de que necesitaba ver la culminación de algunos casos importantes. Finalmente se fue en enero de 1970, después que la Casa Blanca declarara que sería reemplazado y anunciara un nominado.

El senador Charles Schumer, demócrata por Nueva York, dijo en un comunicado el viernes que estaba "afligido de enterarse" de las solicitudes de renuncia, particularmente la de Bharara, dado que Trump lo contactó en noviembre y le aseguró que deseaba que Bharara permaneciera en el puesto.

Éste se reunió con Trump el 30 de noviembre, y posteriormente dijo que el presidente electo le había pedido que siguiera en el cargo. Bharara, alguna vez elogiado en la portada de la revista Time como el hombre que está "domando a Wall Street" tras encausar exitosamente a decenas de operadores con información privilegiada, en años recientes ha ido tras una decena de funcionarios estatales, entre ellos dos de los legisladores más poderosos de Nueva York.

Se reveló también recientemente que su oficina investiga las condiciones financieras de los acuerdos por las acusaciones de acoso sexual contra Fox News de parte de sus empleadas.

Sessions hizo su petición al tiempo que la oficina de Bharara encausa a los exasociados del gobernador demócrata Andrew M. Cuomo en un caso de sobornos. También, los fiscales interrogaron recientemente al alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, como parte de una pesquisa a su recaudación de fondos. La secretaria de prensa del alcalde ha dicho que de Blasio coopera con las autoridades y que él y su personal han actuado apropiadamente.

La solicitud de las renuncias se da pocos días después de que Trump afirmara el pasado fin de semana que Obama intervino sus teléfonos durante las elecciones del año pasado. El director del FBI, James Comey, pidió en privado al Departamento de Justicia que rechace la acusación porque cree que es falsa. Bharara trabajó para Comey cuando éste era fiscal federal en Manhattan durante el gobierno del presidente George W. Bush.

Annemarie McAvoy, una exfiscal federal de Brooklyn, dijo que no es de sorprender que Trump haya deseado la salida de Bharara dado que existía una posibilidad bastante fuerte de que cualquier citatorio en busca de información sobre los vínculos de la campaña de Trump con Rusia pasara por su oficina.

Dijo también que es posible que Trump quisiera "sacar a la mayor cantidad de personas posible del gobierno previo ante las filtraciones y problemas que están enfrentando".

___

Las periodistas de The Associated Press Sadie Gurman en Washington y Jennifer Peltz en Nueva York contribuyeron a este despacho.