La Unión Americana de Libertades Civiles demandó al gobierno federal para que limite la cantidad de tiempo que se puede detener a una persona antes de que vea a un juez migratorio, ya que —afirmó— muchas de ellas son retenidas durante meses antes de una comparecencia inicial.

La demanda fue interpuesta el jueves ante una corte federal a nombre de tres mexicanos recluidos en un centro de detención migratoria de San Diego.

La ACLU solicita representar a todas las personas que quedan detenidas más de 48 horas por violaciones migratorias a lo largo de la frontera entre México y California.

La gente "suele languidecer detenida durante dos meses o más antes de que vean a un juez", alega la demanda, en la que se considera que ese tiempo de espera es excesivo y viola los derechos constitucionales de las personas bajo custodia.

"La primera audiencia ante un juez de inmigración, al igual que la primera presentación en un tribunal de lo penal, es crucial para asegurar el debido proceso", afirma.

El Departamento de Seguridad Nacional, que supervisa las instalaciones de detención de inmigrantes, declinó comentar sobre los litigios pendientes, y tampoco lo hizo la Oficina Ejecutiva de Revisión Migratoria, parte del Departamento de Justicia que supervisa a los jueces de inmigración.

La demanda se entabla en un momento en el que el presidente Donald Trump trata de ampliar el ejercicio de las leyes fronterizas y migratorias, lo que posiblemente incremente la carga de trabajo a las ya de por sí sobrecargadas cárceles y tribunales, a menos que el Congreso proporcione más dinero.

Bajo una decisión de la Corte Suprema federal en 2001, los inmigrantes a los que se ordena deportar no pueden permanecer detenidos indefinidamente. El gobierno debe plantear una razón especial para mantener retenida a las personas más de seis meses si es improbable que sus países las reciban de nuevo en el "futuro razonablemente previsible".

En noviembre, una Corte Suprema aparentemente dividida escuchó argumentos sobre si la gente que aguarda una decisión acerca de si será deportada puede ser detenida indefinidamente. Con frecuencia a una corte puede llevarle años tomar una decisión al respecto.

El caso más reciente, interpuesto ante una corte federal en San Diego, sólo trata acerca de la primera audiencia.

Bardis Vakili, un abogado de la ACLU, dijo que los inmigrantes en los condados de San Diego e Imperial tienden a aguardar de uno a tres meses para una audiencia, que considera es más tiempo que en otras partes del país. Aproximadamente 1.500 personas están retenidas en las instalaciones de detención del área en un día cualquiera.