El presidente ruso, Vladimir Putin, destacó el viernes la estrecha relación entre las fuerzas armadas de su país y las de Turquía, al recibir a su colega turco Recep Tayyip Erdogan para conversaciones sobre Siria.

Rusia y Turquía fueron mediadores de un cese de fuego en diciembre que ayudó a reducir la escala de los combates entre el presidente sirio Bashar Assad y la oposición y este año patrocinaron dos rondas de conversaciones entre el gobierno y sus enemigos. Se ha convocado a una tercera ronda para la semana próxima.

Rusia y Turquía también coordinaron sus operaciones contra el grupo Estado Islámico en Siria. Una incursión aérea rusa mató accidentalmente a tres soldados turcos el mes pasado, pero el incidente no alteró la coordinación militar.

"Nos esforzamos activamente por resolver las crisis más agudas, ante todo en Siria", dijo Putin al recibir a Erdogan en el Kremlin. "Me complace destacar y pocos lo esperaban, que nuestras fuerzas armadas y servicios especiales han logrado un contacto tan eficiente y estrecho".

Días atrás, altos oficiales rusos, estadounidenses y turcos se reunieron en la ciudad turca de Antalya para elaborar medidas de prevención de futuros incidentes. También se discutió cómo reducir la desconfianza entre las fuerzas de oposición sirias respaldadas por Turquía, las fuerzas curdas respaldadas por Estados Unidos y las fuerzas del gobierno sirio aliadas de Rusia que avanzan hacia Raqqa, la capital de facto del Estado Islámico.

Putin convocó a una reunión de altos oficiales militares y de inteligencia para después de las conversaciones con Erdogan.

La cooperación militar marca un punto de inflexión en las relaciones entre los dos países, que han respaldado a bandos opuestos en Siria —Moscú a Assad y Ankara a sus enemigos— desde que comenzó el conflicto sirio hace seis años.

En noviembre de 2015, los dos países llegaron al borde del enfrentamiento militar cuando un caza turco derribó a uno ruso. Moscú respondió con vedas al turismo y la importación de productos agrícolas, medidas que afectaron gravemente la economía turca.