Las autoridades belgas retuvieron a una persona tras registrar dos lugares dentro de una pesquisa sobre financiamiento de terrorismo.

Dos personas fueron detenidas en los registros en la ciudad de Ghent y en Anderlecht, un suburbio de Bruselas, según la fiscalía federal. Una de ellas fue puesta en libertad tras ser interrogada.

En los registros del jueves no se encontraron armas ni explosivos. La operación forma parte de una investigación iniciada hace varios meses.

La fiscalía no vinculó las redadas con los ataques suicidas del año pasado contra el aeropuerto y el metro de Bruselas, en los que murieron 32 personas. Las autoridades belgas subieron el nivel de alerta desde esos ataques el 22 de marzo.