Durante su intervención ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, el presidente iraní, Hassan Rohaní, afirmó que las armas nucleares y de destrucción masiva "no tienen lugar en la doctrina de seguridad y defensa" de su país, y ofreció un "diálogo constructivo" con Estados Unidos.

Aseguró que escuhó detenidamente el discurso de Obama y ofreció un "diálogo constructivo"

Irán "no busca aumentar la tensión con Estados Unidos", aseguró Rohaní, y añadió que escuchó "cuidadosamente" el discurso pronunciado esa misma mañana por el presidente estadounidense, Barack Obama.

"El programa nuclear de Irán, y también los de todos los demás países, debe seguir objetivos exclusivamente pacíficos", afirmó Rohaní, cuya primera intervención ante este foro era muy esperada, tras las declaraciones conciliatorias de los días previos, tanto por parte del mandatario como de otros responsables del Gobierno iraní.

Rohaní sostuvo que si Estados Unidos muestra "voluntad política" y no escucha a los "grupos de presión que promueven la guerra", ambos países pueden "llegar a un marco para resolver nuestras diferencias".

En pie de igualdad

Para ello, cree Rohaní, hará falta que las interacciones entre ambos países se mantengan "en pie de igualdad, con respeto muto y bajo los principios reconocidos del derecho internacional". Y añadió: "por supuesto, esperamos escuchar una voz consistente desde Washington".

El presidente iraní insistió en que se debe aceptar y respetar el "derecho" de su país al enriquecimiento nuclear. "El conocimiento nuclear ha sido domesticado en Irán, y la tecnología nuclear, incluyendo el enriquecimiento, ha alcanzado ya una escala industrial", proclamó.

Por ello, para Rohaní supone "una ilusión extremadamente irreal" pensar que la naturaleza pacífica del programa nuclear iraní puede se frenada con "presiones ilegítimas".

Diálogo constructivo

"Irán busca un diálogo constructivo con otros países" y por ello "no busca aumentar las tensiones con Estados Unidos". El presidente Obama había apostado horas antes en su discurso por la vía diplomática para lograr un acuerdo sobre el programa nuclear de Irán, pero pidió que ese país dé pasos "transparentes y verificables".

Recordó que también deben condenarse los ataques con aviones no tripulados

En otras cuestiones, Rohaní condenó el uso de armas químicas en Siria, aunque acogió favorablemente la reciente adhesión de ese país aliado de Teherán a la Convención sobre Armas Químicas.

"El acceso a esas armas por grupos terroristas es el mayor peligro para la región que debe ser considerado en cualquier plan de desarme", advirtió.

Hasan Rohaní condenó el terrorismo extremista y el asesinato de inocentes, pero apuntó a que "también debe condenarse" el uso de aviones no tripulados (una práctica común por parte de Estados Unidos) "contra gente inocente en el nombre de la lucha contra el terrorismo".