ONU: Prioridad a víctimas de abusos de fuerzas de paz

La Organización de las Naciones Unidas adoptará nuevas medidas para hacer frente al aumento de casos de abuso y explotación sexual por parte de elementos de fuerzas pacificadoras y personal del...

La Organización de las Naciones Unidas adoptará nuevas medidas para hacer frente al aumento de casos de abuso y explotación sexual por parte de elementos de fuerzas pacificadoras y personal del organismo internacional, dijo el jueves el su secretario general Antonio Guterres, quien pidió un nuevo enfoque priorizando a las víctimas y prohibir el consumo de alcohol y fraternización de las tropas.

El reporte publicado el jueves pide a la Asamblea General que respalde la propuesta del jefe de la ONU de imponer sanciones financieras si no se investigan acusaciones y no se concluye la investigación "de una manera puntual", y que se ponga ese dinero en el fondo ya establecido para las víctimas. Pero no identifica quién tendría que pagar.

"Reconoce totalmente que no existe una varita mágica para terminar este problema de explotación y abuso sexual", dijo Guterres. "No obstante, creo que podemos mejorar extraordinariamente la manera en que las Naciones Unidas enfrentan este flagelo".

En un reporte de 82 páginas, Guterres propuso una estrategia en cuatro partes: poner "los derechos y dignidad de las víctimas a la vanguardia de los esfuerzos de la ONU"; trabajar "implacablemente" para terminar con la impunidad de los culpables de abuso y explotación sexual; construir una red para apoyar los esfuerzos de la ONU incluyendo a la sociedad civil, expertos externos y organizaciones; y avivar la conciencia mundial hacia el problema para atender el estigma que enfrentan las víctimas.

El reporte dice que datos recolectados en 2016 indican que 80 acusaciones de abuso y explotación sexual involucraron a soldados pacificadores de la ONU y 65 acusaciones involucraron a personal civil del organismo, lo que representa un incremento con respecto a 2015. La ONU dijo que el aumento se explica parcialmente a medidas que alientan a las víctimas y testigos a denunciar el hecho.

Las 145 acusaciones del año pasado están asociadas al menos a 311 víctimas conocidas "aunque podría haber más", señala el reporte.

Guterres pidió a enviados de la ONU en las cuatro operaciones de pacificación donde son reportados la mayor cantidad de casos de abuso y explotación sexual —República de África Central, Congo, Haití y Sudán del Sur— que nombren de inmediato a un defensor de los derechos de las víctimas.