Ráfagas de viento superiores a los 96 kilómetros por hora (60 mph) azotaron varios estados en la zona de los Grandes Lagos y atizaron un incendio en un edificio residencial de Detroit, en el que cinco personas murieron y otras cuatro resultaron heridas.

Los fuertes vientos del miércoles en la tarde también desplazaron de la pista a un avión que transportaba al equipo varonil de básquetbol de la Universidad de Michigan mientras despegaba al suroeste de Detroit.

Un tractocamión se volcó sobre un puente de Ohio, trenes de pasajeros se detuvieron en East Chicago, Indiana, luego de que cables de alto voltaje cayeran sobre las vías, y algunas escuelas de Michigan se quedaron sin techos.

Al menos 140.000 clientes de Consumers Energy en Michigan sufrieron apagones, y se esperan otros adicionales el miércoles. Algunas de las áreas más afectadas podrían no recuperar el servicio hasta el domingo.

"Tenemos personal trabajando las 24 horas en condiciones climáticas adversas", dijo Guy Packard, vicepresidente de operaciones de energía para Consumers Energy. "Con las continuas condiciones climáticas adversas, anticipamos que se trate de un esfuerzo de restauración de varios días".

DTE Energy informó el miércoles que casi 500.000 de sus consumidores en el sureste de Michigan se quedaron sin electricidad. Se reportó la caída de más de 2.000 cables.

El personal trabajará turnos de 16 horas para restaurar la electricidad y recibirá asistencia de cuadrillas procedentes de Kentucky, Indiana, Tennessee y Pensilvania, informó la compañía.

En Indiana, unos 10.000 consumidores también se quedaron sin electricidad.

Una alerta de fuertes vientos se encontraba vigente en el sureste de Michigan a las 7 de la noche del miércoles, de acuerdo al Servicio Meteorológico Nacional en la municipalidad de White Lake.

No se ha determinado la causa del incendio en los apartamentos de Detroit. Las llamas y el humo salían a través de las ventanas del edificio de dos pisos en el lado este de la ciudad mientras los bomberos trabajaban para apagar el fuego.

Las autoridades de Detroit dijeron que las operaciones de comunicación en la ciudad recibieron un "volumen inusualmente alto" de llamadas de emergencia debido a los problemas provocados por las ráfagas de viento.

Ninguno de los miembros del equipo de básquetbol de Michigan resultaron heridos luego de que la aeronave se saliera de la pista del Aeropuerto Willow Run en Ypsilanti.