Ecuador organiza marcha por feriado bancario y día de mujer

Miles de ecuatorianos desfilaron el miércoles por el centro de Quito para conmemorar el feriado bancario decretado hace 19 años en medio de una profunda crisis económica y que coincidió con la...

Miles de ecuatorianos desfilaron el miércoles por el centro de Quito para conmemorar el feriado bancario decretado hace 19 años en medio de una profunda crisis económica y que coincidió con la celebración del Día Internacional de la Mujer.

Tanto el gobierno como los seguidores del candidato oficialista a la presidencia Lenín Moreno buscaron endilgar parte de la responsabilidad del feriado al candidato opositor Guillermo Lasso, quien a fines de la década de 1990 no tuvo responsabilidad en las decisiones del gobierno aunque cumplía tareas al frente del Banco de Guayaquil, que sobrevivió a la crisis bancaria.

En 1998, el gobierno del presidente Jamil Mahuad decretó un congelamiento de todas las operaciones financieras por 24 horas, pero la medida se prolongó por cinco días. Asimismo hubo un congelamiento por un año de los depósitos por más de dos millones de sucres (antigua moneda ecuatoriana), una cantidad equivalente a unos 500 dólares.

Aquella acción se ejecutó en medio de una gigantesca crisis económica que puso al país al filo de la hiperinflación y causó la quiebra de 21 de los 42 bancos de la época. A consecuencia de ello en enero de 2000 hubo un cambio de moneda nacional y el dólar estadounidense reemplazó al sucre.

La ministra de la Política, Paola Pabón, encabezó la marcha y en declaraciones a periodistas dijo que "lastimosamente el feriado bancario se concretó un 8 de marzo. Fueron las madres las que (por la crisis) fueron a trabajar a España... Por tanto, hoy más que nunca cabe recordar esta fecha".

Los manifestantes se movilizaron de manera pacífica por algunas cuadras del centro norte de la capital y más tarde se congregaron en una plaza donde los esperaba un festival artístico.

Tras la crisis hubo una oleada de migración de sectores muy empobrecidos a países como España y Estados Unidos.