Juez ordena exhumar cadáver de hijo del expresidente Menem

Un juez ordenó el miércoles la exhumación del cadáver del hijo del exmandatario argentino Carlos Menem en una causa que investiga su muerte en 1995 y ante las sospechas de su familia de que el joven...

Un juez ordenó el miércoles la exhumación del cadáver del hijo del exmandatario argentino Carlos Menem en una causa que investiga su muerte en 1995 y ante las sospechas de su familia de que el joven habría sido asesinado.

La medida ordenada por el juez federal Carlos Villafuerte Ruzo apunta a establecer si los restos sepultados en un cementerio en las afueras de Buenos Aires son de Carlos Facundo Menem o fueron cambiados.

El hijo del expresidente (1989-1999) murió el 15 de marzo de 1995 a los 26 años al caer a tierra el helicóptero que pilotaba en un campo en las afueras de San Nicolás, 240 kilómetros al noroeste de Buenos Aires. Con él viajaba el piloto de automovilismo Silvio Oltra, que también murió.

Zulema Yoma, madre del joven y exesposa de Menem, se congratuló el miércoles de la medida que según explicó al canal de cable Todo Noticias se fue posponiendo "porque mi estado de salud no estaba para soportar algo tan fuerte".

Yoma y el expresidente sostienen que el joven fue víctima de un atentado. La mujer denunció en reiteradas oportunidades que el cadáver de su hijo fue profanado y que algunos de sus huesos fueron cambiados.

"Se intentaba analizar sólo restos (que se preservaron) en la morgue y yo siempre dije que esos sí son los de Carlitos", dijo la mujer.

Juan Labaké, abogado de Yoma, explicó al mismo canal que "la duda es sobre el cráneo, el esternón y la pierna derecha que están en el cementerio porque presentan diferencias notables, groseras, entre las radiografías que se tomaron muriéndose el chico y las que aparecen un año y medio después en una necropsia de 1996".

El letrado señaló que los restos pudieron ser cambiados "porque tenían impactos de bala".

El juez ordenó un estudio de ADN que será comparado con muestras reservadas en una morgue judicial y también con los restos enterrados.

Villafuerte Ruzo había archivado el expediente a fines de los noventa por considerar que se había tratado de un accidente, pero lo reabrió en 2010 por los recursos presentados por Yoma. El magistrado no ha encontrado todavía elementos que alimenten la hipótesis de un asesinato.