Las autoridades en Alemania examinan un reporte de WikiLeaks que dice que la CIA usó el consulado estadounidense en Fráncfort como base para hackers encubiertos.

La fiscalía federal dijo que "si resulta ser que existe una sospecha inicial de un delito concreto cometido por una persona específica entonces se iniciará una investigación preliminar".

El portavoz del ministerio de relaciones exteriores, Sebastian Fischer, informó que las autoridades tratan de verificar la autenticidad de los presuntos documentos de la CIA publicados por WikiLeaks.

Las relaciones entre Berlín y Washington sufrieron tensiones luego de las revelaciones del excontratista de inteligencia Edward Snowden sobre espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA). Más adelante se conoció que Alemania había cooperado con la agencia estadounidense.