Es improbable que Colombia reanude la fumigación aérea de cosechas de coca, pese al incremento en la producción de cocaína, dijo el miércoles el máximo funcionario antidrogas en el Departamento de Estado.

William Brownfield dijo además que la propuesta del presidente Donald Trump de reducir 37% la ayuda al extranjero es "un poco preocupante", aunque dijo que los recortes no van a ser una crisis si se materializan.

Luego de años de reducción, la producción colombiana de cocaína comenzó a subir en el 2014 y está ahora a niveles no vistos desde el inicio del Plan Colombia auspiciado por Estados Unidos desde 1999.

Brownfield está de visita en el país sudamericano. En una entrevista publicada por el diario local El Tiempo, el funcionario estadounidense atribuye el incremento de la producción de cocaína al fin de las fumigaciones aéreas en el 2014 a causa de preocupaciones de salud y a incentivos en un acuerdo de paz con los rebeldes que llevaron a granjeros en áreas bajo control rebelde a cultivar coca.