Equipos averiados y vientos fuertes han dejado a casi 115.000 habitantes de Puerto Rico sin electricidad.

La empresa de electricidad de la isla dijo el martes que un problema —que no especificó— en una de sus usinas afectó a más de 100.000 clientes. Otros 15.000 clientes carecían de electricidad debido a los vientos con ráfagas de más de 50 kph (30 mph) que azotan la isla desde el lunes.

Hace algunos meses la isla entera sufrió un corte de varios días, atribuido en parte a la infraestructura envejecida.

La empresa está endeudada en más de 9.000 millones de dólares y tiene dificultades para mejorar su infraestructura.