Rescatistas franceses cancelaron el martes una operación de búsqueda tras concluir que no había personas atrapadas por una avalancha de nieve en la estación de esquí de Tignes, en los Alpes, según las autoridades francesas.

El alud se produjo por la mañana, indicó la prefectura de Saboya. Medios franceses dijeron que varios esquiadores se habían visto alcanzados por la avalancha, aunque un funcionario del gobierno regional indicó más tarde que no había víctimas y se había suspendido la búsqueda.

La avalancha en la pista de La Carline provocó el cierre de la estación.

Imágenes de video del complejo mostraban mal tiempo y escasa visibilidad en las laderas.

Los servicios de meteorología advirtieron el lunes de un alto riesgo de aludes en cadenas montañosas debido al fuerte viento.

Cuatro personas que practicaban snowboarding murieron el mes pasado en Tignes en otro alud cerca de la estación. El 18 de enero, una devastadora avalancha sepultó un hotel en el centro de Italia, en el que murieron 29 personas.