El secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, se reunió el martes con el nuevo presidente de Somalia, Mohamed Abdullahi Mohamed, en Mogadiscio en el inicio de lo que describió como una visita de emergencia centrada en la hambruna que sufre el país.

"La gente está muriendo. El mundo debe actuar ahora para detener esto", escribió en Twitter el jefe de la ONU al anunciar su llegada a la nación del cuerno de África.

"Debemos hacer tanto ruido como sea posible", dijo Guterres tras aterrizar en Mogadiscio. "Conflicto, sequía, cambio climático, enfermedad, cólera. La combinación es una pesadilla".

El líder de la ONU pidió apoyo para proporcionar alimentos y ayuda alimentaria a Somalia. "Este hambre requiere una respuesta masiva", dijo.

En su recibimiento a Guterres, Mohamed dijo: "Mi máxima prioridad es hacer frente a esta sequía y mi principal prioridad es hacer un llamado a la comunidad internacional para que nos ayude".

Somalia es uno de los seis países de mayoría musulmana afectados por la nueva orden migratoria del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

"Definitivamente preferiríamos ver levantado este veto migratorio y, por supuesto, tenemos que comunicarnos con el gobierno de Estados Unidos porque como todo el mundo sabe tenemos una gran comunidad somalí en Estados Unidos que estoy seguro que ha contribuido a la economía estadounidense", dijo Mohamed en respuesta a preguntas de reporteros. "Tenemos que abordar la causa de base, que es la seguridad aquí y cómo derrotar a al Shabaab (un grupo rebeldes extremista islámico) aquí".

Guterres se mostró contento de reunirse con Mohamed, quien fue elegido y tomó posesión de su cargo el mes pasado.

"Llevo un mensaje de solidaridad al presidente. Un mensaje de apoyo", dijo Guterres. "Esperemos que pueda iniciar un gobierno inclusivo".

Somalia es uno de cuatro países afectados por el conflicto y el hambre incluidos en una campaña de recaudación para reunir 4.000 millones de dólares en ayudas. Los otros son Nigeria, Yemen y Sudán del Sur, donde ya se ha declarado la hambruna.

Somalia anunció durante el pasado fin de semana su primera cifra de muertos desde la declaración de desastre nacional la semana pasada. El gobierno informó de 110 muertos en un periodo de 48 horas en una misma región.

Naciones Unidas estima que 5 millones de personas en Somalia necesitan ayuda, en medio de advertencias de hambruna.