Un nuevo reporte difundido el martes dice que muchos niños en Siria muestran indicios de "estrés tóxico" a causa de la guerra y que algunos intentan herirse y suicidarse.

El informe de la organización Save the Children llega en vísperas del sexto aniversario de la guerra en Siria y llama a todas las partes en el conflicto a dar prioridad a los problemas de salud mental antes de que los niños tengan complicaciones que se extiendan a la adultez.

Los investigadores hablaron con 450 niños, adolescentes y adultos en toda Siria.

Los adultos dijeron que la causa del estrés son los bombardeos y cañoneos constantes que caracterizan la guerra. Dicen que los niños no se sienten seguros en las escuelas y están sufriendo problemas del habla e incontinencia, entre otros. Algunos han perdido la capacidad de hablar. Las escuelas han sido atacadas a menudo en el conflicto.

El reporte dijo que los combatientes deben dejar de usar explosivos en áreas pobladas.