Las autoridades de Amarillo, Texas, consideran la adopción de una ley que vuelva ilegal el bestialismo.

El director de Manejo y Bienestar Animal de Amarillo, Richard Havens, dijo el lunes a la televisora KVII-TV (http://bit.ly/2mf8OVa ) que durante los últimos dos años se han detectado entre ocho y 12 casos de bestialismo.

Actualmente no existen sanciones para los perpetradores, por lo que los gobernantes de la ciudad realizarán audiencias públicas como un primer paso en la adopción de medidas punitivas.

Bajo la propuesta, una persona que tenga sexo con animales pagaría una multa de 200 de dólares así como los gastos de cuidado del animal.

Havens dijo que los perros son las víctimas más frecuentes y añadió que el problema no es exclusivo de Amarillo y se extiende a todo el país.