Papúa Nueva Guinea fue sacudida el lunes por un terremoto de magnitud 6,5, pero no se espera un tsunami destructivo, dijeron funcionarios.

El movimiento telúrico golpeó la nación del Pacífico Sur cerca de la isla Nueva Bretaña a una profundidad de 28 kilómetros (17 millas), informó el Servicio Geológico de Estados Unidos. No hubo reporte inmediato de daños.

Stuart Weinstein, subdirector del Centro de Advertencia de Tsunami del Pacífico, señaló que no preveía un tsunami destructivo.

Papúa Nueva Guinea está sobre el "anillo de fuego" del Pacífico, donde son comunes sismo y volcanes.