El Vaticano ya estudia un posible milagro del beato Oscar Arnulfo Romero, el último requisito para la canonización del llamado "San Romero de América".

"Nosotros estamos convencidos de la santidad de monseñor Romero, también a bajo voz yo debo decir que estamos convencidos de la autenticidad del milagro y por eso hemos estampado la firma y lo hemos enviado al Vaticano", dijo el domingo en conferencia de prensa el arzobispo capitalino, monseñor José Luis Escobar Alas.

"Primero Dios que pronto sea canonizado monseñor Romero", agregó el prelado católico que advirtió que el caso puede tomar bastante tiempo ya que depende de los estudios que haga la Congregación para la Causa de los Santos en el Vaticano.

Escobar Alas se negó a dar detalles del "posible milagro" de Romero, pero trascendió que en Roma, el presidente de la Congregación vaticana para la Familia, y postulador de la causa de santificación de Romero, monseñor Vincenzo Paglia dijo que el milagro habría sido concedido a una mujer embarazada de siete meses, en una situación en la que tanto ella como el bebé corrían peligro.

El líder de la Iglesia Católica de El Salvador afirmó que a monseñor Romero se le atribuyen muchos milagros, "pero no todos tienen la calidad estricta del milagro, les llamamos más bien gracias" porque el milagro ante el Vaticano tiene que ser comprobado científicamente y teológicamente, pero dijo que este fue confirmado por expertos.

Reveló que desde el 23 de mayo de 2015 cuando Romero fue beatificado, han estado trabajando en la recopilación de sus "milagros" y que ya habían presentado varios al Vaticano

El arzobispo salvadoreño, al que la gente conoce como "la voz de los sin voz" por su defensa de los más débiles, de los pobres y por denunciar las injusticias sociales, fue beatificado el 23 de mayo de 2015 por la Iglesia católica en San Salvador en una emotiva ceremonia que elevó al sacerdote a la categoría de beato y mártir de la fe, 35 años después de que fuera asesinado.

Romero fue asesinado mientras oficiaba misa el 24 de marzo de 1980 cuando un desconocido le disparó al corazón. Un informe de la Comisión de la Verdad de Naciones Unidas, creada poco después de los acuerdos de paz, determinó que el autor intelectual del crimen fue el mayor Roberto d'Aubuisson, fundador del partido derechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena) que gobernó el país durante 20 años (1989-2009).