El parlamento de Bahréin aprobó el domingo una reforma constitucional mediante la cual los tribunales militares podrán enjuiciar a civiles.

Es el más reciente revés con respecto a las reformas aplicadas tras las protestas de la Primavera Árabe en el 2011, y lo más probable es que se intensifique ahora la represión a los opositores.

Activistas denuncian que ello permitirá un estado no declarado de ley marcial, en este país cerca de Arabia Saudí que hospeda a la Quinta Flota de Estados Unidos. Los partidarios del oficialismo dicen que es una medida necesaria para combatir el terrorismo y la creciente inestabilidad.

El Consejo Consultativo, la cámara alta del parlamento bahreiní designado por el rey Hamad bin Isa Al Khalifa, aprobó la medida el domingo. Ello ocurrió menos de dos semanas después de que el Consejo de Representantes, la cámara baja, que es elegida por votación popular, la aprobó con escasa oposición.

___

Jon Gambrell en Twitter

www.twitter.com/jongambrellap.

Sus reportajes:

http://apne.ws/2galNpz.