Tras estar internado en Cuba por cuestiones médicas, el mandatario boliviano Evo Morales acudió el domingo a Venezuela para participar de una cumbre de la ALBA en memoria de Hugo Chávez, quien falleció hace cuatro años. En el evento también participaron Raúl Castro y Daniel Ortega.

Estoy "muy contento de estar nuevamente en Caracas, y decirles que estamos muy bien. Tuve un problema, pero gracias a los galenos cubanos (estamos) recuperándonos", declaró Morales al aparecer en el aeropuerto de Maiquetía y cuyas imágenes fueron trasmitidas por la televisión estatal de Venezuela, VTV.

Enfundado en un traje oscuro, visiblemente más delgado y con un timbre ronco y bajo de voz, Morales envió un saludo al pueblo venezolano y a su homólogo Nicolás Maduro e instó a no abandonar el "legado" de Chávez.

"Chávez nos enseñó a no tenerle medio al imperio, nos enseñó a garantizar la dignidad y la soberanía de nuestros pueblos", dijo durante una entrevista de unos cuatro minutos.

Esta es la primera aparición de Morales luego de que fuera atendido en una clínica cubana por una inflamación en la garganta, una sinusitis y un fuerte dolor en la parte derecha de su estómago.

En La Paz, la ministra de Comunicación, Gísela López informó en conferencia de prensa que Morales volverá a Cuba después de los actos en Venezuela y recién el martes por la noche retornaría a Bolivia.

"Por prescripción médica, él necesita continuar su reposo, ustedes saben que el presidente tiene una dinámica y un hábito de trabajo bastante duro, entonces él va a retornar a (Cuba para) concluir con su reposo", aseveró.

El vicepresidente Álvaro García Linera indicó que es muy probable que Morales participe el miércoles de la reunión rutinaria con su equipo de ministros.

Morales asistió en la jornada junto al cubano Raúl Castro, el nicaragüense Daniel Ortega y otros cancilleres de la región a la XIV cumbre de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), creada en memoria de Chávez —llamado padre del "Socialismo del Siglo XXI" y quien murió el 5 de marzo de 2013 luego de haber luchado contra el cáncer.

Durante el evento, Maduro exhortó a los miembros del ALBA a ampliar los lazos de cooperación en lo económico, tecnológico y científico, y advirtió sobre el resurgimiento de una peligrosa "supremacía blanca".

"Venimos a alertar en el ALBA, a América Latina y el Caribe sobre la peligrosidad de que se imponga la supremacía blanca del poder imperial del mundo", dijo Maduro, sin especificar a qué grupo poblacional en particular se refería.