La agencia de inteligencia egipcia contrató a una firma de relaciones públicas para mejorar su imagen en Washington, por 1,2 millones de dólares anuales.

Egipto contrató a la firma Weber Shandwick y entregó los detalles de la contratación como lo pide la ley de registro de agentes foráneos que data de 1938, según documentos subidos al portal de internet del Departamento de Justicia.

Según los documentos subidos, la empresa asistirá a Egipto "en la promoción de su asociación estratégica con Estados Unidos" en aspectos como el desarrollo económico, el desarrollo de la sociedad civil y la importancia de Egipto "en el manejo de los riesgos regionales".

Bajo la casilla de "Agencia representada", el documento muestra "El Servicio de Inteligencia Nacional de Egipto". El contrato lleva la firma del general Nasser Fahmy en nombre del director de la agencia, el mayor general Khaled Fawzy.