Se desploman auditorías fiscales en EEUU por recortes

En momentos en que millones de estadounidenses presentan sus declaraciones anuales de impuestos, sus probabilidades de ser auditados por la oficina de rentas internas rara vez han sido tan bajas.El...

En momentos en que millones de estadounidenses presentan sus declaraciones anuales de impuestos, sus probabilidades de ser auditados por la oficina de rentas internas rara vez han sido tan bajas.

El número de personas auditadas el año pasado cayó por sexto año consecutivo, a poco más de un millón. La última vez que se auditaron tan pocas personas fue en 2004. Desde entonces, Estados Unidos ha sumado cerca de 30 millones de personas.

El Servicio Interno de Impuestos del Departamento del Tesoro de Estados Unidos (IRS por sus siglas en inglés) culpa del desplome a los recortes presupuestarios y el presupuesto de este año no es mayor que el del año pasado.

El IRS culpa a los recortes presupuestarios, ya que el dinero para la agencia se redujo de 12.200 millones de dólares en 2010 a 11.200 millones el año pasado. Durante ese período, la agencia ha perdido más de 17.000 empleados, incluidos casi 7.000 agentes de aplicación de la ley. Un poco más de 80.000 personas trabajan para el IRS.

El comisionado del IRS, John Koskinen, calcula que los recortes presupuestarios le están costando al gobierno federal entre 4.000 millones y 8.000 millones de dólares al año en impuestos no cobrados.

"Somos la única agencia a la que si le dan más gente y dinero, te devuelve más dinero", alegó Koskinen en una entrevista.

Así que, ante la reducción de las posibilidades de ser auditados por la oficina de rentas internas, ¿conviene tratar de engañar al gobierno al declarar sus impuestos? No necesariamente, según los expertos fiscales.

"No creo que se haya abierto la temporada para que las personas hagan trampa", opinó Joseph Perry, socio de la firma de contabilidad Marcum. "Creo que hay un cierto grupo de personas que siempre tratarán de engañar y tratar de salirse con la suya".

Como dijo Koskinen: "Si usted es un contribuyente, usted no querrá jugar a la ruleta y hacer que la pequeña bola blanca caiga en su número porque entonces no estaremos muy felices".

La mayoría de las personas no tienen muchas oportunidades de engañar al gobierno con sus impuestos porque el IRS recopila una gran cantidad de información para verificar las finanzas de los contribuyentes. Los empleadores reportan salarios, los bancos reportan los pagos de interés, los corredores bursátiles reportan las ganancias de capital y los prestamistas reportan el interés hipotecario.

En 2016, el número de personas auditadas por el IRS se redujo en un 16% respecto al año anterior. Sólo el 0,7% de las personas fueron auditadas, ya sea en persona o por correo. Fue la tasa de auditoría más baja desde 2003.

Cuanto mayor sea el ingreso de una persona, más probabilidades tendrá de ser auditada. El IRS auditó el 1,7% de las personas que declararon más de 200.000 dólares en ingresos anuales. Los agentes auditaron el 5,8% de las personas que reportaron haber tenido ingresos de más de 1 millón de dólares.

Ambas tasas de auditoría, sin embargo, registraron fuertes descensos con respecto al año anterior.

___

Stephen Ohlemacher está en: http://twitter.com/stephenatap