Enviada ONU: No se consultó a tribu sobre oleoducto Dakota

Una funcionaria de la ONU que visitó Dakota del Norte tras meses de protestas allí sobre el controversial oleoducto Dakota Access dice que las autoridades no han atendido adecuadamente las...

Una funcionaria de la ONU que visitó Dakota del Norte tras meses de protestas allí sobre el controversial oleoducto Dakota Access dice que las autoridades no han atendido adecuadamente las preocupaciones y derechos de la tribu siux Standing Rock.

El gobernador de Dakota del Norte, el republicano Doug Burgum, dice que el estado ha respetado las protestas legales y se ha concentrado mayormente en mantener el orden y proteger el medio ambiente. Dijo que su gobierno está trabajando para restaurar relaciones con los siux.

La tribu ha encabezado la batalla contra el oleoducto de 3.800 millones de dólares para llevar petróleo de Dakota del Norte a Illinois. La oposición estableció su centro en un campamento establecido por manifestantes en tierras federales entre la reservación siux y la ruta del oleoducto. El número de participantes llegó en ocasiones a miles de personas, muchas de las cuales estuvieron en choques con la policía. Ha habido 750 arrestos desde agosto.

"Tengo la impresión de que hubo un uso innecesario de fuerza", dijo Victoria Tauli-Corpuz, reportera especial de la ONU sobre derechos de los pueblos indígenas, en declaraciones a The Associated Press tras visitar el área esta semana por invitación del presidente de la tribu Standing Rock Dave Archambault. "Todo el mundo tiene derecho a protestar y expresar su oposición a lo que está sucediendo".

La policía dice que algunos manifestantes fueron violentos y participaron en disturbios y que atacaron profesional y personalmente a policías.

"Durante toda este tiempo, nuestro personal de la ley y el orden ha mostrado gran profesionalismo y moderación mientras enfrentaba provocaciones, amenazas, lanzamiento de objetos e incluso disparos", le dijo Burgum a la AP.

El principal campamento de protesta fue cerrado recientemente y un contratista federal está limpiando el lugar de basura y otros objetos antes de que contaminen ríos aledaños. Tauli-Corpuz admitió que había grandes cantidades de basura, pero dijo que no lo consideraba "un problema tan grande".

"Se pueden realizar gestiones de limpieza incluso si hay gente allí", dijo.

Tauli-Corpuz dijo además que no se consultó a la tribu adecuadamente sobre la ruta del oleoducto, un argumento presentado por la tribu en una demanda federal contra el Cuerpo de Ingenieros del Ejército y Energy Transfer Partners, la compañía de Texas que instala el oleoducto. Los acusados disputan la aseveración.

___

Blake Nicholson está en http://twitter.com/NicholsonBlake