Yellen: Es posible que la Fed suba las tasas este mes

Es posible que la Reserva Federal reanude los incrementos a las tasas de interés en el transcurso de este mes para reflejar un fortalecimiento en el mercado laboral y mientras la inflación se acerca...

Es posible que la Reserva Federal reanude los incrementos a las tasas de interés en el transcurso de este mes para reflejar un fortalecimiento en el mercado laboral y mientras la inflación se acerca a la meta de 2%, indicó el viernes la presidenta de la Fed, Janet Yellen.

Durante un discurso en Chicago, la funcionaria agregó también que el banco central estadounidense espera una recuperación económica constante que justificará los aumentos adicionales a las tasas. Aunque no especificó cuántas alzas habrá este año, Yellen dijo que en diciembre funcionarios de la Fed calcularon que podría haber tres en 2017.

La siguiente reunión de la Reserva Federal es el 14 y 15 de marzo. En esa junta, dijo Yellen en su discurso, los encargados de las políticas "evaluarán si el empleo y la inflación siguen evolucionando en línea con nuestras expectativas, en cuyo caso posiblemente sea apropiado un mayor ajuste a la tasa de fondos federales".

Las palabras de Yellen apuntan hacia una conclusión alentadora por parte de la Fed: que los casi ocho años de recesión terminaron y que la economía estadounidense finalmente recuperó la mayor parte de su salud.

Sus recomendaciones hacen eco a lo que otros funcionarios del banco central han dicho esta semana en el sentido de que están casi seguros de que el aumento en las tasas se reanudará en la junta de la Fed de este mes.

Aun así, un aumento a las tasas no es del todo seguro. Una inesperada ola de noticias económicas pobres o sucesos preocupantes a nivel global podrían hacer que la Fed tome una pausa. El reporte laboral de febrero, que se conocerá en una semana, será de particular interés.

Pero los datos más recientes —notablemente sobre el crecimiento del empleo, manufactura y confianza del consumidor— junto con un aumento en el precio de las acciones, han sido muy alentadores.

En diciembre, la Fed aumentó su principal tasa de interés en un cuarto de punto a un rango de entre 0,5 a 0,75%. Fue la primer alza desde diciembre de 2015, cuando el banco central la ajustó después de mantenerla prácticamente en un récord de cero. Al calcular que podría haber tres aumentos en 2017, la Fed estaría indicando un ritmo mayor en los incrementos.

En su discurso, Yellen mencionó que la caída en el precio del petróleo en 2014 hizo que la Fed se esperara a subir las tasas. También destacó un notable aumento en el valor del dólar, lo cual deprimió la inflación y afectó las exportaciones porque volvió costosos los bienes estadounidenses en el exterior.

Otros eventos que volvieron cautelosa a la Reserva fueron los temores de una drástica desaceleración de la economía china y la decisión de Gran Bretaña de salir de la Unión Europea.

Pese a todo eso, "la economía estadounidense ha mostrado una notable resistencia ante los golpes adversos", dijo la funcionaria.