Una mujer y su hijo de 13 años que resultaron gravemente heridos al incendiarse una casa rural en Oregon fallecieron en un hospital de Portland el jueves por la tarde, informaron las autoridades.

Tabitha Howell, de 38 años, y su hijo Andrew Hall-Young murieron con una hora de diferencia, dijo Erin Patrick, de la Oficina del Forense del Condado Multnomah.

Ambos fallecieron a consecuencia de las lesiones sufridas en el incendio del miércoles en la madrugada, en el que también murieron cuatro niños de entre 4 y 13 años.

James Howell, de 39 años y esposo de Tabitha, se encuentra en condición crítica en el centro para quemados, confirmó el jueves Julie Reed, portavoz del Centro Médico Legacy Emanuel en Portland.

El fuego comenzó debido a un calentador portátil que estaban utilizando después de que la chimenea falló, indicó Rich Holloway, jefe de los bomberos del distrito, en un mensaje publicado en la página de dicho distrito en Facebook. Materiales combustibles colocados demasiado cerca del calentador se encendieron e iniciaron el incendio en el pequeño pueblo maderero de Riddle, agregó.

El funcionario no devolvió de inmediato las llamadas telefónicas, pero la administradora municipal Kathy Wilson confirmó la autenticidad del mensaje en Facebook en una entrevista telefónica.

El fuego devastó el poblado de menos de 1.000 habitantes, ubicado a unos 200 kilómetros (200 millas) al sur de Portland.

____

La periodista Lisa Baumann de The Associated Press contribuyó con este despacho desde Seattle.

Gillian Flaccus está en Twitter como: http://www.twitter.com/gflaccus