Las inundaciones en Zimbabue han dejado 246 muertos y casi 2.000 personas sin hogar desde diciembre, informó el gobierno.

El país del sur de África ha solicitado 100 millones de dólares en ayuda internacional con el fin de apoyar a los afectados por el elevado nivel de las aguas, que se han llevado algunos puentes y caminos, al tiempo que algunas comunidades han quedado aisladas.

Saviour Kasukuwere, ministro de gobierno local de Zimbabue, anunció el jueves la cifra de fallecidos. Dijo que 128 personas resultaron heridas en las inundaciones tras las intensas lluvias.

El presidente Robert Mugabe, que se encuentra en Singapur para una revisión médica, declaró esta semana que las inundaciones son un desastre nacional.

El área principalmente afectada es el sur del país, donde la fuerza aérea ha transportado a algunos pobladores aislados hacia zonas seguras. Algunas presas se encuentran al borde de su capacidad, lo cual genera preocupaciones por la seguridad de las comunidades río abajo.

Las aguas han derribado cinco puentes de carreteras importantes, dijo Joram Gumbo, ministro de Transporte.

"Nuestros caminos se han deteriorado al grado que algunas secciones de la red nacional de carreteras están intransitables", afirmó el funcionario, según lo citó el períodico Daily News.

El gobierno de Zimbabue ya pasa apuros para cumplir ciertos compromisos de rutina, tales como el pago de los salarios de los trabajadores del Estado.