Cinco trabajadores fueron secuestrados en una mina de oro en el Congo oriental, entre ellos dos ciudadanos de Francia y Tanzania, dijo una autoridad local el jueves.

Los trabajadores fueron secuestrados el 1 de marzo de la mina Namoya, de la Banro Mining Corp., dijo el administrador de Kabambare, Balthazar Hemedi Kabemba. Miembros del grupo rebelde Rahiya Mutomboki dejaron panfletos en las cercanías de la mina en las que amenazan a los trabajadores.

"Los cinco trabajadores, entre los que hay un francés y un tanzano, siguen en manos de sus captores. Aunque no se ha identificado a los captores, testigos dicen que estaban armados con fusiles AK-47 durante el asalto", dijo.

El Ministerio del Exterior francés confirmó que uno de los secuestrados es ciudadano de su país y que está en contacto con las autoridades del Congo para lograr la liberación de las víctimas.

Los secuestradores están en contacto directo con la empresa, dijo Kabemba. Han pedido un rescate de 1 millón de dólares junto con garantías de que cumplirán sus obligaciones contractuales de construir escuelas, caminos y un centro de salud en la zona.

El grupo ha criticado a la empresa minera por no dar trabajo a jóvenes que ya laboraban allí.

El gerente de Namiya, Crispin Mwetwedu, confirmó que la firma subsidiaria de una minera canadiense recibió una llamada anónima para exigir rescate.

El grupo Rahiya Mutomboki atacó una caravana de vehículos de la empresa en septiembre, se alzó con los camiones y exigió rescate por los conductores tanzanos y kenianos.

Numerosas milicias en el Congo disputan el control de sus territorios ricos en minerales.

___

El periodista de The Associated Press Al-Hadji Kudra Maliro en Beni, Congo contribuyó a este despacho.