EEUU bombardea posiciones de Al Qaeda en Yemen

Una serie de bombardeos estadounidenses sobre posiciones de Al Qaeda en una zona montañosa de Yemen mataron a por lo menos tres milicianos, informaron las autoridades yemeníes el jueves.Los aviones y...

Una serie de bombardeos estadounidenses sobre posiciones de Al Qaeda en una zona montañosa de Yemen mataron a por lo menos tres milicianos, informaron las autoridades yemeníes el jueves.

Los aviones y drones lanzaron ataques contra por lo menos seis distritos todos ubicados en una región montañosa donde hacen frontera las provincias de Bayda, Shabwa y Abyan, dijeron a The Associated Press fuentes oficiales. La vasta región es conocida por sus montañas rocosas, que usan usadas como escondites por Al Qaeda.

Un funcionario en Bayda dijo que un total de 23 bombardeos fueron llevados a cabo por jets estadounidenses. Otro funcionario indicó que cuatro miembros de la red extremista fueron muertos en el bombardeo contra el distrito Saíd de la provincia de Shabwa.

Los ataques aéreos ocurrieron entre las 2 y las 5 de la madrugada, estremeciendo viviendas y despertando el pánico entre los habitantes que dormían a esa hora y huyeron. Se alzaban espesas columnas de humo mientras a distancia se veían los destellos causados por las explosiones.

Las fuentes yemeníes hablaron a condición de anonimato. No fue posible de inmediato obtener comentario de los militares estadounidenses.

Los bombardeos ocurren un mes después de que fuerzas especiales estadounidenses lanzaron un operativo en esa misma provincia, en que murió un comando SEAL de la Armada de Estados Unidos, seis soldados resultaron heridos y una aeronave militar se estrelló y tuvo que ser destruida. Esa operativo fue lanzado pocos días después de que Donald Trump asumió la presidencia en Washington.

Según sobrevivientes y testigos, por lo menos 25 yemeníes murieron en ese asalto, inclusive 10 niños y nueve mujeres, desatando furia en Yemen y obligando al gobierno a pedirle a Washington que investigue la misión, llevada a cabo el 29 de enero.

Hace una semana, la organización Human Rights Watch pidió a Estados Unidos realizar una investigación e "avanzar un paso más, entregar todos los detalles del caso, debido a la posibilidad de que se hayan violado las normas de guerra".