Las elecciones presidenciales en Serbia se realizarán el 2 de abril, determinaron el jueves las autoridades, dando inicio a una campaña en que un líder populista se enfrentará a una dividida oposición.

La presidenta del parlamento Maja Gojkovic fijó la fecha. Ello implica que una segunda ronda se realizará el 16 de abril si ninguno de los candidatos iniciales logra más del 50% de los votos.

Actualmente el primer ministro Aleksandar Vucic luce como el favorito para obtener la presidencia. Tendrá que competir contra varios candidatos opositores, como el liberal Sasa Jankovic, el ex ministro de exteriores Vuk Jeremic y el ultranacionalista Vojislav Seselj.

Aunque la presidencia es básicamente un cargo ceremonial, el resultado de la votación podría determinar si el país continúa tratando de unirse a la UE, o si vira en torno a Rusia, su aliado tradicional.