Una estadounidense ex agente de la CIA que fue liberada de la cárcel en Portugal apenas horas antes de cuando iba a ser extraditada a Italia agradeció al gobierno de Donald Trump por haber intervenido en su caso.

Sabrina de Sousa dijo a la AP que funcionarios estadounidenses estaban en contacto con las autoridades tanto en Portugal como en Italia antes de que ella fue puesta en libertad.

No fue posible de inmediato conseguir confirmación por parte de autoridades en Estados Unidos, Italia o Portugal.

De Sousa fue sacada de la cárcel el miércoles, al día siguiente de que Italia desistió de su intento de pedir su extradición. En Italia se la había hallado culpable de participar en el secuestro de un clérigo musulmán en Milán 14 años atrás, como parte de un programa antiterrorista estadounidense.