Unos 50 países participarán en una conferencia sobre cómo compensar la falta de recursos causada por la decisión del presidente estadounidense Donald Trump de suspender toda ayuda a cualquier organización de planificación familiar que promueva el aborto, informaron los organizadores.

La conferencia empezará el jueves en Bruselas, dijeron los activistas el miércoles.

"Este no es el momento para regresar a la Edad Media", dijo el viceprimer ministro de Bélgica Alexander De Croo, en entrevista con The Associated Press.

La decisión de Trump quita unos 500.000 millones de dólares en fondos estadounidenses a grupos que suministren información sobre la interrupción del embarazo o lo practiquen.

Funcionarios de Europa y del resto del mundo opinan que la decisión perjudicará a mujeres y niñas, que son las que más necesitan de información sobre planificación familiar.