Las autoridades colombianas capturaron a 12 presuntos narcotraficantes que al parecer eran enlaces de los carteles mexicanos de Sinaloa y Jalisco y enviaban a Centroamérica y Estados Unidos ocho toneladas de cocaína al mes.

Los operativos se realizaron en los departamentos de Cauca y Valle del Cauca, al sureste del país, desde donde los detenidos enviaban la cocaína a través de lanchas, dijo el director de la policía, general Jorge Nieto. Las capturas se produjeron luego de un trabajo de inteligencia que demandó más de 11 meses y que tuvo el apoyo de la agencia antidrogas de Estados Unidos DEA.

"Es un contundente golpe contra el tráfico internacional de drogas a gran escala y contras los carteles mexicanos", destacó Nieto.

Entre los 12 capturados hay dos con pedido de extradición de Estados Unidos, dijo el jefe policial sin ofrecer más detalles.

A los arrestados se les decomisaron varias armas de fuego, celulares, dos computadores portátiles y una memoria con documentos que será sometida a una investigación, agregó Nieto.

Esta red de narcotraficantes colombianos tenía a su vez vínculos con disidentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que contaban con laboratorios en la localidad de Tumaco y en la frontera con Ecuador, donde almacenaban la cocaína.

Nieto estimó que cada mes, a través de lanchas, transportaban hacia Centroamérica y luego a Estados Unidos unas ocho toneladas de cocaína.