Corea del Norte negó con contundencia las conclusiones de una autopsia realizada en Malasia que sugiere que se empleó le agente nervioso VX para asesinar al hermano de Kim Jong Un, el líder del país, o "Kim Chol, un ciudadano (norcoreano) con pasaporte diplomático", como se refieren a él medios y diplomáticos.

La agencia estatal de noticias norcoreana dijo el miércoles que la denuncia de que se detectaron pequeñas cantidades de la neurotoxina, que es extremadamente tóxica, en el cadáver era una "absurdez" falta de "exactitud científica y coherencia lógica".

La publicación norcoreana se produjo el mismo día en que las autoridades acusaron de asesinato a las dos mujeres detenidas tras el ataque, perpetrado a plena luz del día en el concurrido aeropuerto de Kuala Lumpur, el pasado 13 de febrero.

La policía malasia busca además a varios sospechosos norcoreanos.